Palacio de Galiana

En Toledo han existido dos palacios conocidos con el nombre de Galiana.

Uno de ellos situado dentro de la ciudad y muy probablemente utilizado como residencia oficial en la época romana y visigoda, datado por los indicios arqueológicos aparecidos en el lugar como el muro y arcos romanos que sostienen el atrio del hospital de Santa Cruz, así como los relieves visigodos hallados en las diversas obras del edificio, donde los últimos se destaparon en los años sesenta al excavar el paseo del Miradero para la construcción de aparcamientos.

Durante el mandato del monarca Abderramán III, se construyó una muralla para fortalecer el recinto del Alficen, estas obras darían paso a la reedificación de un hermoso palacio (sobre el que ya existia) que serviría de residencia oficial para los reyes taifas establecidos en Toledo.

En 1210 el maestre de la orden de Calatrava recibió de manos del Rey Alfonso VIII, una parte de este Palacio de Galiana. Fernando III en 1220, amplió la donación anterior de este palacio a esta misma orden. Un año después, como refleja la historia, nació muy posiblemente en estas dependencias su hijo Alfonso X  “El Sabio”.

Es tarea ardua plantearse hoy en día su antigua extensión debido a las distintas obras de reconstrucción desde su fundación. Quizás su solar fuese distribuido entre los conventos de San Pedro de las Dueñas, las Comendadoras de Santiago, Santa Fe (más una parte cedida al Miradero en 1887) y el que fue convento de San Francisco, cedido a las Concepcionistas Franciscanas.

El otro Palacio de Galiana, era el situado a las afueras de la ciudad, prácticamente a orillas del Tajo, en la Huerta del Rey (así se denomina el trozo de la vega fértil que se asoma al río). Este palacio se utilizó como lugar de retiro y reposo de los reyes taifas.

En este paraje, se encontraban la almunia Real y la al Muzara, terrenos que se utilizaban para el entrenamiento de las distintas practicas militares. Su nombre tal vez se deba a su próximidad a la vieja senda Galiana (calzada romana que llegaba hasta las Galias), o tal vez fue llamado así en recuerdo del anterior palacio musulmán situado en el Alficén.

La obra final, de estilo mudéjar, fue levantada sobre este edificio musulmán del siglo XI y se construyó por Abulhasan Yahia Almamún, conocido en Toledo como el Rey taifa Al-Mamún, cuyo reinado abarca desde el año 1043 hasta el 1075.

En esta época se hizo frecuente la creación de amplios jardines botánicos que rodeaban los palacios, surgiendo una extraordinaria literatura agrícola en distintas ciudades como Córdoba, Sevilla, Almería y Toledo.

Fue  Ibn Wafid, un distinguido científico naturalista,  quien redacto varias obras en esta materia, entre las que destaca el Libro de los Medicamentos. Este árabe estuvo durante algún tiempo al servicio del Monarca Al-Mamún, y fue el encargado del jardín del Palacio de Galiana. Su belleza, su sensualidad y su placidez quedaron descritas por varios poetas andalusíes, quienes reflejaron claramente la impresión que les causaba la contemplación de esta maravilla natural.

La emperatriz Eugenia de Montijo, dueña del palacio a que nos referimos, se propuso reparar los estragos causados por el tiempo y el abandono. Su muerte, en 1920, no le permitió terminar su proyecto.

Durante las primeras décadas del siglo pasado, el Palacio se conservó en un estado ruinoso, siendo utilizado como establo. En 1960 fue adquirido por Alejandro Fernández de Araoz para su reconstrucción. El encargado de dicho proyecto fue el arquitecto historiador Fernando Chueca Goitia.

En la actualidad podemos observar la culminación de una obra de arte hispano-musulmán de una esplendida belleza arquitectónica.

 

Extramuros de Toledo,  aguas arriba del Tajo,

teniendo forjada su historia  por árabes y cristianos,

se yergue esta fortaleza, 

con silueta de castillo  y grandeza de palacio.

                                                                         

   Felix Muñoz Arroyo

Palacio de Galiana

Palacio de Galiana

Palacio de Galiana

Palacio de Galiana

Palacio de Galiana

Palacio de Galiana

Anuncios

7 comentarios to “Palacio de Galiana”

  1. Jesus Galan Says:

    No sabia nada de esto, me gustó mucho Felix. Un abrazo.

  2. eugenio Says:

    me podrian comentar alguna curiosidad sobre el estanque

  3. eugenio Says:

    tiene algo que ver el nivel del agua del estanque con las fases lunares?

  4. pepe alacant Says:

    Veo que los cuentos de hadas con castillos encantados, aún existen. Increible.

  5. Alejandro Says:

    Me encantan, pues las hay hasta con niebla. Su estilo medieval toledano, parte de la noria del rey Almamún……en fín todo un lujo para los sentidos. Un saludo Félix.

  6. Sara Perez Says:

    Enhorabuena! por las fotos, soy sara de Castellón, nos conocimos el domingo pasado, tengo que decirte que a Gonzalo y a mi nos han encantado las fotos, sobre todo las del palacio ya que no lo conociamos.

  7. Rådmansson Says:

    El Palacio de Galiana parece que fue la residencia del que sería rey de Castilla, Alfonso VI, Cuando estuvo refugiado por el califa musulman de Toledo, huyendo del conflicto con su hermano.
    Cuando ya era rey de Castilla, Alfonso VI conquistó Madrid y Toledo. La estancia como refugiado facilitó su posterior conquista de la Ciudad. Menudo pájaro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: